Historia
CEREZO DE RÍO TIRÓN

 

Cerezo, pueblo con más de 2.000 años de historia, dista unos 40 Km. de Atapuerca, por lo cual, la mayoría de los datos que se refieren a como era la vida en aquellos tiempos por esos lares, también se podrían aplicar a nuestro entorno.

Para una mejor comprensión de la historia de la Villa de Cerezo de Río Tirón, dividiremos ésta en en cuatro grandes periodos muy bien diferenciados y de fácil comprensión.

 

EDAD ANTIGUA

 
CEREZO PRERROMANO

En el siglo IV a. C. poblaban nuestras tierras las tribus celtibéricas "AUTRIGONES" y "BERONES". El Tirón servía de frontera entre ambas. Los autrigones se extendían por el norte de la provincia de Burgos, Vizcaya y Cantabria. Los berones ocupaban gran parte de La Rioja.

En el término municipal de "Valdemoros" se localiza la antigua ciudad autrigona de "Segisamunculum". Actualmente queda restos de cerámica, pesas de telar, piedras de molino y trozos de cinturón en el Museo Parroquial; una hebilla posthallstática en el Museo de Burgos y fondos de cabaña del antiguo poblado en Valdemoros.

 

CEREZO ROMANO

El Emperador Augusto crea el campamento romano, de ahí surgirá la ciudad de Cesarea, situada en el término de "Los Palacios".
La Calzada Romana desde Tarragona a Astorga, pasa por el puente de 18 arcos sobre el río Tirón, puente de San Ciprián sobre el arroyo Rudera y el de la calle San Isidro, sobre el río San García, otrora "Pecesorios".

En las persecuciones del Emperador Aureliano (año 277 a. C.), se produce el martirio de San Formerio, joven pastor cerezano cuyos restos se encuentran en el pueblo de Bañares (La Rioja), del cual es patrón. Festividad el 26 de septiembre.

Restos de cerámica, ruedas de molino, estelas funerarias, puente de San Ciprián, puente sobre el río San García y restos de Calzada Romana, son nuestro actual y escaso legado.

   

EDAD MEDIA

CEREZO VISIGODO

En el siglo V se produce la caída del imperio romano. Nuestras tierras son invadidas por los "SUEVOS", tribu centroeruropea. Finalmente, serán los visigodos los que controlen casi toda la península. Cerezo se halla en el límite del Ducado de Autrigonia y Cantabria.

Vestigios de ésta época son: las cuevas de Sietefenestras, cuevas de los Moros, cueva del Gurugú, cuevas del Castillo y de Valdemoros, las cuales pudieron servir de viviendas, de puntos de vigilancia, de eremitorios e incluso alguna pudo ser una ermita rupestre.

   

CEREZO MEDIEVAL

 

En el 714 Muza, aprovechando la antigua calzada romana, pasa con su ejérecito hacia la conquista de Galicia. Los árabes construyen varias fortalezas en el valle del Tirón. Entre los siglos VII y IX, estas tierras quedaron semidespobladas.

Hacia el 830 se sitúa la vida y martirio de San Vitores, nuestro paisano y patrón. Vitores fue un sacerdote cerezano que se retiró como eremita a Oña. Cuando Cerezo fue sitiado por los árabes Vitores volvió, liberó a su pueblo y fue martirizado.
Realizó muchos milagros, entre los que cabe destacar: La liberación de las doncellas de Sietefenestras, artimaña de la vaca y el trigo, nacimiento de los morales de sus gotas de sangre, y el más significativo: andar predicando tres días con la cabeza en la mano.
Sus restos se encuentran en el ExConvento de San Vitores, al cual acuden durante el mes de mayo varios pueblos de la comarca. Su fiesta se celebra el 26 de agosto.

En esta época a Cerezo se le conoce como "CERASIO",
primer nombre perfectamente documentado.

El Conde alavés Gonzalo Téllez, Conde de Lantarón y Cerezo, pone a Cerezo como cabeza de su condado. En el año 912 conquista a los árabes la ciudad de Osma.
García I, Rey de León, visita el Hospital de San Jorge de Cerezo y solicita ayuda al Conde Téllez para la gran conquista de La Rioja a los árabes.
El condado de Cerezo pasa a manos de Fernán González, uno de los grandes protagonistas de la historia de Castilla.
En el 1029, Sancho III el Mayor, Rey de Navarra, hereda Castilla y Cerezo pasa a manos navarras. Este rey nos concede el Alfoz.
El primer "Camino Francés" correspondiente al Camino de Santiago, cruzaba desde Nájera hasta Briviesca por nuestras tierras, aprovechando la antigua Calzada Romana. Se construye la iglesia románica de "La Llana" (s. XII).

Después de las guerras entre los hijos de Sancho el Mayor, Fernando I hereda Castilla con el título de Rey, y Cerezo queda bajo su dominio. 
Alfonso I de Aragón conquista esta zona y Cerezo cae en sus manos.
Alfonso VII de Castilla lo recupera de nuevo y dota a Cerezo de sus famosos Fueros (1 de diciembre de 1151). En 1426, Enrique III de Castilla, confirma los privilegios del antiguo Fuero. Cerezo pasa a ser Villa de Señorío, que en un principio, pasa a pertenecer a la familia Alburquerque. Posteriormente, Juan II de Castilla le cede los derechos al Duque de Frías y Condestable de Castilla, Don Pedro Fernández de Velasco, Conde de Haro.

Alfonso VII. 
Catedral de 
Santiago de Compostela

Construcción de la iglesia gótica de "Villalba" (s. XV).
Durante esta época hubo diferentes poblamientos dispersos por nuestro término: Arto, Valdechabre, San Llorente, Sietefenestras, Valdebrún, Cuenco, Herra, Quintanilleja. De éstos, solo llegaron a tiempos modernos Quintanilleja y Arto, desaparecidos ambos a mediados del siglo XX, el resto son hoy términos municipales.

Existió una judería de cierta importancia, la cual desaparece con la expulsión de los judíos en tiempo de los Reyes Católicos.

Vestigios de estos tiempos: el solar y restos de muralla de la antigua fortaleza, la nevera, ruinas de la iglesia románica de La Llana, ruinas de la iglesia de Villalba y restos de algunas ermitas.
En el paseo de la Isla de Burgos está nuestro arco románico, y en el museo "The Cloisters" de Nueva York las figuras del tímpano de la iglesia románica "La Adoración de los Reyes Magos". El retablo gótico de la iglesia de Villalba, con sus tablas flamencas, se halla en paradero desconocido.

   

EDAD MODERNA

Cerezo continúa siendo Villa de Señorío bajo dominio de la familia Velasco.

A caballo entre los siglos XV y XVI, surge la figura de nuestro paisano más conocido a nivel cultural, Andrés Gutiérrez, autor de la "Ars Grammática", considerado el primer incunable de la imprenta burgalesa y riojana, y de la "Vida de San Vitores" entre otros.

En 1582 se construye un puente de 9 arcos sobre el río Tirón. Con la llegada de los Borbones, España se divide en intendencias y Cerezo pasa a pertenecer a Burgos.

En el siglo XVIII, y sobre un solar de una iglesia más antigua, se construye la actual iglesia de San Nicolás de Bari, de estilo neoclásico y recientemente reparada.

   

EDAD CONTEMPORÁNEA

A principios del siglo desaparecen los Señoríos y Cerezo pasa a ser Villa con Ayuntamiento independiente.

En 1823 con Fernando VII, se dividen las provincias y en alguna de las diferentes reparticiones, pasamos a pertenecer a la provincia de Logroño. En la reordenación definitiva, quedamos adscritos a la de Burgos.

En 1846 ya se conocía la existencia de explotaciones de sulfato de sosa, pero es en 1955 cuando surge la actual CRIMIDESA (Criaderos de minerales y derivados, S.A.).

A mediados del siglo XX, la población va descendiendo hacia las orillas del Tirón. Se construye nuevo Ayuntamiento, la Plaza del Frontón, la Avenida, las Escuelas y se inicia la ubicación de viviendas a ambas orillas del río.
Pero sin duda alguna, el hecho más significativo de este último medio siglo ha sido el fuerte descenso de la población, debido principalmente a la fuerte emigración. Sirva como ejemplo que en el año 1953 tenía 1.712 habitantes, y en el 2003 ni siquiera llegamos a los 800.

Poco a poco Cerezo se moderniza: Premio de Embellecimiento Provincial en 1968, construcción de la Glorieta de Castilla, se realiza la Concentración Parcelaria, se crea la Cooperativa Agrícola San Nicolás de Bari. Años después, se construye el Parque Celestino Mutis  y las Piscinas municipales a orillas del Tirón, nuevo edificio del Ayuntamiento y remodelación de la Plaza del Frontón, aceras de la avenida y extensión del parque por la orilla del río. En los últimos años, Polideportivo Cubierto, nueva Traída de Agua, arreglo del Puente.
En el año 2001 ganamos el premio provincial "Conservación del Patrimonio Urbano" para localidades de más de 200 habitantes.

Hoy nos hemos convertido en un pueblo próspero, pero con el grave problema del envejecimiento y descenso de la población.


 

 PERSONAJES

 

San Formerio: Natural de Cerezo. Su fiesta se celebra el 25 de septiembre. Joven pastor martirizado en tiempos del emperador Aureliano (S.III ). Sus restos fueron llevados a Bañares (La Rioja), y allí reposan en una bonita arqueta. Patrón de Bañares y de los pastores de Cerezo.

 

San Vitores: Natural de Cerezo. Fue sacerdote en la iglesia de Nuestra Señora de Villalba. Se  marchó de ermitaño a Oña, de donde volvió en uno de los sitios árabes a Cerezo. Le decapitaron y con la cabeza en las manos, estuvo predicando durante tres días, consiguiendo que los árabes abandonasen Cerezo. Patrón de Cerezo y de otros tantos pueblos dispersos por el norte de la península. Celebración el 26 de agosto.

Gonzalo Téllez (S. IX): Aunque se desconoce el lugar de su nacimiento estuvo muy unido a Cerezo ya que, aquí estableció la cabeza de su condado y desde éste partió a la conquista de Osma. Pudiera estar enterrado en la desaparecida ermita de San Martín.

Andrés Gutiérrez de Cerezo ( S. XV ): Natural de Cerezo. Abad del monasterio de  "San Salvador" de Oña. Autor de la "Ars Grammatica" y "Vida de San Vitores", además de otras obras menores.

Subir

Copyright 2004 © Asociación Cultural Cerasio - Cerezo de Río Tirón (Burgos) - España
Diseño: Fernando Pérez Avellaneda