Arte y Cultura
CEREZO DE RÍO TIRÓN

 

 

CEREZO AUTRIGÓN
Vestigios de la población autrigona llamada "Segisamunculum", otrora asentada en lo que hoy se conoce como "Valdemoros", término municipal de Cerezo de Río Tirón. Además de encontrarse fondos de cabaña in situ, destacamos los siguientes:

    

Broche de cinturón Posthallstático
(Museo arqueológico de Burgos)
Fragmentos de cerámica de Valdemoros Cara y Cruz de la Ceca Segisanos

     

 

CEREZO ROMANO
Principales restos construidos por los romanos, señal inequívoca de su asentamiento en la ciudad de "Cesarea", situada en Cerezo de Río Tirón en el actual término municipal de "Los Palacios".
(Datos y fotografías extraídos del libro "Descripción de la vía romana de Italia a Hispania en las provincias de Burgos y Palencia". Autor: Isaac Moreno).

Terraplén de la Carrera de los Romanos Trinchera de la Carrera de los Romanos Tramo entre Cerezo y Briviesca Sección del firme en el 
escarpe del río Bañuelos


Además de la buena conservación de la calzada existen en el término municipal de Cerezo de Río Tirón dos joyas romanas, los dos únicos puentes romanos en la provincia de Burgos:

Alcantarillas de San Ciprián y San García

Son dos alcantarillas muy próximas entre si que se conservan en el pueblo burgalés de Cerezo de Río Tirón. Permitían a la vía nº 1 del Itinerario de Antonino, De Italia In Hispanias  A Mediolano Vapinco Trans Alpes Cottias Mansionibus Supra Scriptis Mp Cclv. Inde Ad Galliciam Ad Legionem Vii Geminan.

Puente sobre el río San García  Puente de San Ciprián. Sobre el arroyo Rudera


Sobre estos puentes, el ingeniero técnico de Obras Públicas, Isaac Moreno Gallo, comenta en el número 9 de nuestra revista 'Segisamunculum' lo siguiente:

"Otra circunstancia que concurre en Cerezo de Río Tirón es el hecho de conservar dos puentes romanos en el casco urbano.  La romanidad de dichos puentes está para mi asegurada por varios motivos:

El recorrido y examen de muchos cientos de kilómetros de caminos, romanos o no, me ha obligado a observar y analizar innumerables puentes. Expresamente he analizado otros puentes romanos ciertos y tan indiscutibles como el de "Emerita Augusta" (Mérida).
La primera visión de estos dos puentes, sobre todo el del arroyo Rudera o de San Ciprián me hizo constatar que estaba ante algo diferente a lo que había visto a lo largo de toda la Vía entre Zaragoza y León y en otras vías romanas ciertas y caminos antiguos que conozco. Su factura de calidad y sus características le delatan a distancia.

En julio de 2000 tengo la suerte de comunicar personalmente con quien considero por méritos propios el mayor experto en puentes romanos en España: El ingeniero de caminos Manuel Durán, profesor de Historia de la Construcción en la Escuela de Ingenieros de Caminos de La Coruña. Se puede acceder a varios artículos suyos en http://www.traianus.net
Le hablé de estos dos puentes. Escéptico, me dijo que no conocía ningún puente romano en la provincia de Burgos y no por que no conociera puentes en esta provincia, en mi interrogatorio constaté que conocía todos los que alguna vez habían sido sospechosos de tales.
Dado que yo mismo empezaba a conocer cada vez menos puentes romanos en general y en particular en estas tierras, consideré oportuno e interesante que Duran examinara estos dos.

Unos días más tarde su respuesta fue clara: “son nítidamente romanos”.  

 


CEREZO MEDIEVAL

Existen numerosos restos aunque no muy bien conservados, problema que afecta a todo el patrimonio cultural de nuestro pueblo. A continuación exponemos algunas muestras.

Nevera (Castillo) Cuevas (Rudera) Cueva Vieja (Castillo) Gurugú (Eras)

 

Muralla este (Castillo) Cuevas (Mina) Muralla sur (Castillo)

BLASONES

De los muchos escudos nobiliarios que existían en aquella época, no quedan mas que unos pocos, afortunadamente bastante bien conservados. (Datos extraídos del libro "Blasones y linajes de la provincia de Burgos". Autor Francisco Oñate Gómez)

Armas de González de Pedroso y alianza Armas de Gayangos y alianza Armas de Guinea, Múgica y alianzas

De muy buena labra y en perfecto estado, está  timbrado por un casco ligeramente inclinado hacia su derecha que porta orgullosos penachos y bordeado de frondoso lambrequín. Cuatro cabezas humanas delimitan la zona ocupada por el casco y una quinta se acomoda en la punta del escudo. Su campo es cuartelado.

1.º Dos cruces pometeadas y dos flores de lis, puestas cruz lis, lis cruz.

2.º Tres barras, y en los cantones libres un castillo donjonado y mazonado.

3.º Una cruz flordelisada y tres estrellas de ocho puntas, puestas éstas, una en el cantón diestro del jefe y las otras dos en los cantones siniestros del jefe y de la punta.

4.º Una torre de dos cuerpos y a su costado izquierdo un caballero con la mano derecha alzada, armada de espada, y en la otra una llave. En la punta una cabeza humana y un ramo.

En la bordura general doce aspas o sotueres.

Timbra este escudo un casco afrontado con amplios penachos y alados lambrequines, dos toscos y fieros leones le sirven de soportes y en la punta se sitúa una grotesca mascarilla con la leyenda “ARMAS DE LOS GAIANGOS”:

El campo de este escudo es cuartelado, y su composición es la siguiente:

1.º Un castillo.

2.º Un brazo armado de lanza. En la bordura una leyenda de imposible lectura.

3.º Un árbol arrancado, posiblemente un pino, y un perro atado a su tronco.

4.º Un árbol arrancado y un perro atado y alzado a su tronco

 

Apoyado en una original cartela y bordeado por un cordón, este escudo está timbrado por un casco afrontado de altos penachos y rodeado de abundante lambrequín. A ambos lados del casco un amorcillo sujeta con gracioso ademán los extremos del cordón. En la punta la cabeza de un ángel.
En el campo que corresponde a los cuarteles 1º, 2º y 4º se hacen constar cuatro blasones.

1.º Una cruz flordelisada, surmontada por cinco estrellas de cinco puntas, puestas en sotuer.

2.º Una barra engolada en boca de dragones que lleva por bordura una cadena cerrada.
3.º Un puente de dos arcos sobre ondas de agua y sobre él una torre de dos cuerpos. En el jefe un perro brochante al tronco de un árbol con la cabeza vuelta hacia su derecha.
4.º Cuartelado en sotuer, con una banda en los cuarteles l.º y 4.º

En el cuartel 3º del escudo y único sin describir se acomoda un perro o lobo brochante a un árbol con la cabeza vuelta hacia la derecha. En el lado izquierdo vemos cinco panelas puestas en sotuer. En la bordura se puede leer “SON DE DOMINGO GUINEA I MOXICA”.





(Datos extraídos de la revista parroquial "Pinceladas")



De todos es conocido que en Cerezo había varias iglesias y gran cantidad de ermitas. Hoy en día, no queda prácticamente ni rastro de las ermitas, y de las iglesias, unos pocos restos de la románica de "La Llana", algunas ruinas y el campanario de la de "Villalba", hoy torre del reloj de la villa, de estilo gótico-renacentista, y la que da servicio en la actualidad "San Nicolás de Bari".

 



Debido a la gran extensión de Cerezo, 60,9 Km., su población tenía que agruparse en comunidades de trabajo, repartidas en diferentes puntos de su extenso territorio. En estas granjas vivían varias familias que se dedicaban a la agricultura y el pastoreo de las tierras colindantes. Estas granjas, tenían las instalaciones necesarias para sus necesidades laborales y espirituales. Debido a estas últimas, nacieron las ermitas en Cerezo
En la Iglesia de San Nicolás de Bari tenemos el altar de San Martín, que provienes de la ermita de San Martín. También el altar del Carmen, que proviene de la ermita de Sta. Mª Egipciaca (granja de la Casa de Arto).

Pascual Madoz en su diccionario del año 1847, dice que fuera de la población de Cerezo existen las siguientes ermitas: 



l Nuestra Señora del Idiabre
l San Vitores el Viejo 
l Santa María Egipciaca
l Santa María Magdalena

l San Cornelio
l San Ciprián
l San Andrés
l Santa Coloma

l San Llorente
l Del Val de Brun



Pequeños y grandes, todos hemos oído hablar de la iglesia de "La Llana" de Cerezo de Río Tirón .  Era de estilo románico, datada en el siglo XII.
La gran innovación del románico fue la cubierta de piedra para todo el edificio. En esta estructura, lo más característico es el arco de medio punto, apareciendo en las ventanas, las archivoltas, la portada, la fachada y como unión entre pilares o columnas etc...

Situada en el cerro de la colina, coronaba la ciudad de Cerezo. Hoy tan solo podemos contar con unas pocas ruinas que amenazan con desaparecer en muy poco tiempo. Según lo atestiguan fotografías de Arthur Kingsley Porter, en el año 1924 estaba ya en ruinas.


 

 

 Fotos: Ángel Pérez. Dos panorámicas diferentes de las ruinas de la Iglesia de la Llana en el año 1993. En la actualidad está mas derruido.


Uno de los mejores ejemplos de escultura del románico español, es un capitel perteneciente a esta iglesia "La Adoración de los Reyes Magos", que actualmente se encuentra en el Museo de los Claustros de Nueva York desde 1985.

Arco que adornaba el pórtico de entrada de esta iglesia. Salvado del expolio en 1929 siendo retenido en Vitoria cuando ya lo estaban desmontando listo para embarcar. En 1931 el Ayuntamiento de Burgos lo coloca en el paseo de la Isla, negándose a devolvérrnoslo en varias ocasiones.

   



Iglesia de estilo gótico-renacentista del siglo XV - XVI. Construida con material pobre, piedras de yeso veteadas de color negruzco de tierra, por donde se filtra el agua y que en los fríos inviernos de Castilla se congela, haciendo que revienten las columnas, los contrafuertes y hasta los mismos paños de las paredes. También es prácticamente historia como la anterior Iglesia de la Llana. Solo se conservan algunas ruinas y la torre del campanario, debido a que éste aloja en la actualidad el reloj de la villa.
Este es el mal que arrastramos en todos nuestros antiguos edificios y la causa principal que ha hecho desaparecer los templos y edificios nobles de Cerezo.

Esta iglesia contaba con un magnifico retablo compuesto de tablas hispano-flamencas, tal vez del artista Durhan, o alguno de sus discípulos.

 

  

  

 

Fotos: Ángel Pérez. Panorámica de ubicación y diversos detalles interiores de la Iglesia de Villalba, años 1997 y 1998

 

Alba, Villalba, Torrealba y todos sus compuestos o derivados, por lo general, son de origen antiquísimo con raíces íberas o celtíberas, corroborando el origen de la villa de Cerezo.

La gran riqueza de la iglesia de Villalba residía sobre todo en el retablo del altar mayor, compuesto en todas sus calles y nichos por tablas y pinturas sostenidas todas ellas por unas pedrelas, también de tablas hispano-flamencas que representaban a los patriarcas del Antiguo Testamento.

Respecto a estas tablas que componían el altar mayor, Chandler Rathon (Univers. Pres. Combridge Massachusetts - EE.UU) dice:

Altar Mayor

... el altar mayor dela parroquia de Cerezo de Río Tirón al este de Burgos, ya en los límites de la provincia, está formado por un elaborado retablo en el que la escultura, pintura y arquitectura gótico-tardía, cooperan con sus correspondientes participaciones.
En el cuerpo de la estructura hay ocho tablas pintadas con asuntos de la vida de la Virgen tan bárbaramente embadurnadas por algún moderno chapucero que no hubiera sido tan agudamente trágico si las hubieran destruido por completo.
Al tiempo de mi visita, dice, a aquel lugar, se hallaban cubiertas por unos lienzos pintados, obra de algún artista apreciable del Renacimiento tardío. De las pinturas originales allí conservadas, solamente quedan algunos cuadros de la pedrela, consistentes en figuras de los profetas pintadas a mitad del tamaño natural, a la derecha están Zacarías y David; a la izquierda Balahan y un rey hebreo, quien haciendo juego con David puede representar a Salomón. son trabajos bien hechos del principio del cincuecento con las figuras realzadas sobre elaborados fondos de oro, que no dan suficiente evidencia para una
atribución, pero ambos el Maestro Durhan y el de las Mambrillas tienen al menos algunas posibilidades.



 

El coste de la misma fue de ciento cuarenta y un mil ciento doce reales. Sus medidas son ciento veintitrés pies de largo, por cincuenta y ocho de ancho. consta de tres naves, media naranja, linterna, sacristía y antisacristía.
Existen, adosados a las naves laterales, altares secundarios  procedentes de iglesias y ermitas desgraciadamente desaparecidas. Esta iglesia en la actualidad, es la única habilitada para el culto. Fue edificada sobre otra anterior también dedicada a San Nicolás, de ahí se explica que haya libros parroquiales anteriores a la construcción de la actual, la cual se comenzó a construir en la última década del año 1700 y fue acabada en el año 1804.


Según los arquitectos Ruiz y de la Fuente, sigue un modelo perfectamente académico de la iglesia de salón, de tres naves con cabecera semioctogonal y entrada única por los pies de la entrada principal.
El interior aparece dividido en tres naves de cuatro tramos, ligeramente prolongada la nave principal para alojamiento del altar. A los pies un coro ocupa el último tramo de las tres naves.

Las naves laterales se encuentran cubiertas con bóvedas de ladrillo en cañón con lunetos y en la central con bóvedas de arista, salvo la cabecera que lo hace con cúpula semiesférica sobre pechinas. Tras el altar, y adaptándose a la planta octogonal de la cabecera, aparecen la sacristía y habitaciones de servicio con escaleras de acceso a las plantas superiores..

La fachada principal se compone de tres tramos de la anchura de las naves, enmarcadas también con pilastras. El central es todo él de piedra de sillería, situándose en su centro la puerta de proporciones gigantescas y composición clásica. Remata la puerta un frontón y sobre él un óculo que ilumina el coro.


 
En la sacristía de ésta iglesia, se encuentra el museo parroquial, con numerosas piezas de todo tipo gracias al esfuerzo de nuestro párroco Don Restituto Barriuso Lara. Más información sobre éste museo en www.cerezoriotiron.com

Subir

Copyright 2004 © Asociación Cultural Cerasio - Cerezo de Río Tirón (Burgos) - España
Diseño: Fernando Pérez Avellaneda